Este sitio web utiliza cookies para aportar una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

Susana Gregorio: “La farmacia comunitaria ha dado un giro de 180 grados”

Hablamos con Susana, farmacéutica comunitaria adjunta, para que nos cuente cómo es la experiencia en una farmacia de barrio donde conoce a los usuarios por nombre y apellido

¿Qué aspiras en tu labor de farmacéutica adjunta comunitaria? ¿Qué es lo que más te motiva de tu día a día en la farmacia? 

Empecé mi andadura profesional hace casi veinte años. De entonces a ahora la farmacia comunitaria ha dado un giro de 180 grados. El problema es que todavía quedan muchos farmacéuticos que se resisten a girar. Y es que hay que irse adaptando a los cambios que se van produciendo y tomarlos como lo que son, oportunidades de futuro. 

Mi labor como adjunto es trabajar codo a codo con mi titular. Somos una farmacia de barrio, en la que no hay apenas clientes/ pacientes "de paso". Aquí todo el mundo tiene nombre y apellido. Desarrollamos una buena labor asistencial. Mi aspiración es hacer cada día mejor mi trabajo, aprender de cada dispensación, indicación, consejo farmacéutico, en definitiva, crecer como profesional. Me motiva que entre la señora María, por decir un nombre, y que pregunte por mí porque quiere que sea yo quien le atienda. Eso es muy satisfactorio, porque es un premio al esfuerzo y a la dedicación que muchas veces tarda en llegar. 

¿Qué servicios ofrecéis en Farmacia Seminario?

Como digo tenemos un perfil asistencial, aparte del comercial, que tiene que existir sí o sí, porque es lo que nos da de comer. Pero no hay porque separarlos, se puede ser un excelente profesional dispensando un fármaco o una crema solar. Hoy por hoy, nuestro servicio más valorado es la toma de la presión arterial. El médico, en muchas ocasiones, nos remite a los pacientes para que les hagamos un seguimiento. Será que estamos haciendo bien las cosas.

¿Cuáles son mejor recibidos por el público?

Los pacientes agradecen cualquier servicio añadido al que en un principio demandan. Nuestro objetivo es solucionar problemas, o al menos intentarlo, ganarte su confianza y por supuesto, que vuelvan.

¿Hay algún servicio del que creas que haya mucha demanda (o podría haber) pero no se ofrece?

Hemos tenido otros servicios en la farmacia, como la medición de glucosa o la medición del colesterol. El problema es que eran de pago. Y al final hubo que quitarlos. No hay mentalidad de pago por servicio, así que eso lo convierte en una tarea difícil de realizar.

¿Hay algún servicio que hubierais querido poder ofrecer, pero por falta de recursos o remuneración no habéis podido?

Hemos sido farmacia piloto en uno de los servicios mejor valorados por la administración en Reino Unido, el RUM, revisión del uso del medicamento. Para ello tuve que prepararme. Es importante la capacitación para poder dar un servicio. Con esto no quiero decir que tu título universitario no te capacite para ejercer como farmacéutico. Yo lo veo más como una puesta a punto o una formación continua. Pero la puesta en funcionamiento no ha sido como esperaba.

Eres muy activa en Twitter (@SusanaGregorioM), ¿crees que es una herramienta fundamental para un farmacéutico? 

Mi cuenta de Twitter es personal, pero mi enfoque es totalmente farmacéutico. Yo soy farmacéutica, ser farmacéutica es parte de mi vida, así que no puedo separarlo. Es una buena herramienta, para mí ha significado abrirme paso en el mundo de la farmacia tal y como la concibo ahora. Gracias a ella conozco muchos farmacéuticos con mis mismas inquietudes a quienes tengo la suerte de poder llamar amigos. Gracias a Twitter conocí SEFAC, que desde entonces, hace casi ya cuatro años y después de dos congresos nacionales, se ha convertido para mí en el referente de la farmacia comunitaria.

Tengo mucho que agradecer a la persona que me abrió las puertas y como no, al gran equipo humano que hay detrás. Hasta el día de ayer llevé como mejor pude la vocalía de La Rioja, pero por falta de tiempo y motivos personales no puedo continuar, pero sigo dentro formando parte del grupo de nutrición, en el que ahora mismo se trabaja en el tema de los probióticos. Y en un futuro cercano llevaré también otros temas.

¿Hay algún mensaje que quieras transmitir a los lectores del Observatorio? 

Que trabajen con ilusión, que el farmacéutico es el profesional sanitario que más cercano está a la población, que se aprovechen de eso. Siempre con una sonrisa, porque no hay nada mejor que la satisfacción del paciente ante una actuación farmacéutica de calidad, humana y cercana. 

¡Muchas gracias, Susana!