Este sitio web utiliza cookies para aportar una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

Manuel Acosta, vocal de Farmacia Hospitalaria del COF Las Palmas

"Mientras que en otra época el antiguo modelo de Oficina de Farmacia tuvo su valor, ahora lo encontramos agotado", destaca Acosta

En cualquier ámbito profesional se tiene la obligación moral de aportar el máximo valor que podamos. Mientras que en otra época el antiguo modelo de Oficina de Farmacia tuvo su valor, ahora lo encontramos agotado. Es época de otras necesidades, de otros pacientes. Pacientes con enfermedades más complejas, más crónicos y de mayor edad y que usan medicamentos más complejos. Pacientes a los que pedimos que se empoderen, que conozcan sus enfermedades y que lleven las riendas del control de su salud, porque ya sabemos que sin su ayuda no lo podemos hacer bien.

Las Oficinas de Farmacia deben girar, y lo están haciendo, hacia el modelo que permita aplicar el conocimiento, el talento y la sapiencia farmacéutica que la sociedad tiene el derecho de aprovechar y que los líderes farmacéuticos están obligados a activar. Es hora de poner los cimientos de una Farmacia con clara vocación asistencial y desarrollar una cartera básica de  estos servicios  que estimule la creación, por qué no, de otros modelos  más óptimos aún para cada medio en particular.

No podemos pasar por alto que estos nuevos  modelos  deben ser sostenibles  en términos económicos y asistenciales, y debido a la situación de crisis en la que estamos, debemos conseguir hacer todo esto de la forma más económica posible.

Los pasos que han iniciado el camino han de dar lugar a otros muchos más de forma inmediata. Nuestra capacidad para servir a los pacientes será mucho mayor si el liderazgo para estos cambios viene desde dentro de nuestra disciplina y desde un sentido profesional de la responsabilidad que si nos fueran impuestos.