Este sitio web utiliza cookies para aportar una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

Lina Granell: "La farmacia puede ser el centro para aprender a mejorar su salud"

Nutrición, deshabituación tabáquica o dermocosmética son algunos de los servicios que ofrece en su botica de Vila-real (Castellón).

Imagen: El equipo de la Farmacia Vidal Cantos. (Imagen cedida por Lina Granell).

 

La Farmacia Lina Vidal Cantos abrió en Vila-real (Castellón) hace más de 25 años. Dirigida por la Lda. Cristobalina Vidal Cantos, ha crecido y se ha especializado en algunos servicios, como el de nutrición y de forma más específica en el asesoramiento nutricional a deportistas, además de ortopedia, deshabituación tabáquica o dermocosmética. Actualmente, el equipo de esta botica se configura por la titular y dos farmacéuticos adjuntos más, entre ellos la hija de la profesional fundadora, Lina Granell Vidal. En el Observatorio hemos hablado con ella.

 

¿En qué momento decidisteis implantar otros servicios, además de la dispensación de medicamentos?

Como socios de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), tenemos conocimiento de la cartera de servicios profesionales que se pueden ofrecer dentro de la farmacia. También es cierto que las farmacias hemos vivido una época complicada en la Comunidad Valenciana, pero en mi caso, al terminar la carrera vi junto con mi madre, que se debía complementar la venta de medicamentos con servicios que repercutieran sobre la salud de nuestros pacientes. Por eso nos decidimos por ampliar el rango de servicios profesionales. Además, también organizamos charlas y talleres de educación para la salud para complementar todos nuestros servicios. Es decir, son un plus para que la farmacia sea percibida como un centro de salud en el que los pacientes aprenden sobre prevención de enfermedades y pueden mejorar su calidad de vida.

 

¿Qué servicios específicos ofrecéis?

Nuestra farmacia está especializada en nutrición, que es un servicio que llevo yo personalmente ya que también soy graduada en Nutrición Humana y Dietética. Al ser una farmacia especializada en nutrición los temas suelen ir enfocados en este sentido. Dentro de este servicio, se ofrece asesoramiento nutricional para deportistas, tanto para el entrenamiento como para competiciones.

A parte, cada mes programamos charlas y talleres de educación para la salud, en función de los días mundiales o días nacionales que se vayan sucediendo, y que tienen lugar en nuestra “aula de salud”. Charlas sobre fotoprotección, riesgo cardiovascular, dermatitis atópica, hipertensión, la salud de los deportistas, nutrición infantil...

También nos centramos en servicios especializados como la deshabituación tabáquica, ortopedia, control de la tensión arterial, dermocosmética...

 

¿Contáis con otros profesionales del sector sanitario, como médicos, enfermeras, etc., para las charlas? Es decir, ¿tenéis vías de comunicación fluidas con profesionales afines?

Todas las charlas han sido realizadas por personal especializado y cualificado. Muchas de ellas encabezadas por nosotros mismos  o otros profesionales del sector farmacéutico, aunque nuestra idea es contar con la colaboración de médicos, enfermeros, odontólogos, podólogos, fisioterapeutas…e ir ampliando de esta forma temáticas relacionadas con el resto del sector sanitario y que sean de interés para la población. Para nosotros, su participación podría ser muy valiosa.

 

¿Hasta qué nivel hacéis un seguimiento y compartís con los médicos los resultados de los servicios que prestáis?

Siempre que detectamos alguna anomalía, recomendamos que acudan los pacientes a su medico de cabecera. Por nuestra parte, cuando el paciente acude a la farmacia siempre comprobamos la evolución de su tratamiento respecto a la medicación pautada por el médico. Para nosotros el sector de la farmacia tiene especial trascendencia en la prevención: por eso nuestra idea es mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes de forma saludable, fomentando para ello, la práctica de ejercicio físico, llevar una alimentación saludable y equilibrada, mantener una buena hidratación, comprobar la evolución de los parámetros analíticos...

 

¿Qué otros servicios os gustaría prestar y aún no habéis tenido ocasión?

Al ser una farmacia especializada en nutrición, ya hemos ampliado la parte del asesoramiento nutricional en todos los ámbitos. No obstante, nuestras próximas metas, sería incluir un servicio en el que se trabaje de forma específica el estado de hidratación. e incluso, crear un servicio para la detección de desnutrición en pacientes mayores.

Estamos valorando y trabajando en la implantación de otros servicios que todavía no podemos desvelar.

 

¿Usáis redes sociales u otros medios de comunicación digitales para contactar a los pacientes?

Sí. Tenemos la página de Facebook “Farmacia Lina Vidal Cantos” y la cuenta de Twitter “@farmalinavidal”, además de que estamos trabajando para crear una página web propia. Desde las redes sociales intentamos difundir las acciones y actividades que llevamos a cabo en la farmacia, nuestros servicios, charlas y talleres de educación para la salud, y cualquier acción destacada que hagamos en algún día mundial o nacional. Por otro lado, también usamos cartelería y folletos para difundir los temas que estamos tratando en el “aula de salud”.

 

Respecto a los servicios que prestáis, ¿qué resultados habéis obtenido? ¿cuáles son vuestros casos de éxito?

En lo que se refiere al servicio de deshabituación tabáquica, ofrecemos un servicio personalizado de seguimiento a los pacientes que están en proceso de dejar de fumar, basado en que siga el tratamiento pautado según su nivel de dependencia y en ofrecerle soluciones a los síntomas que puedan aparecer del síndrome de abstinencia. Es decir, procuramos que dejar de fumar sea un camino fácil para nuestros pacientes.

Respecto a los otros servicios que prestamos, el resultado siempre es positivo si conseguimos mejorar la calidad de vida del paciente, hecho que se puede comprobar a través de la evolución de sus parámetros analíticos.

Por ejemplo, es muy gratificante que nos transmitan que un paciente consigue aprender a comer y lograr sus objetivos, o que un deportista mejore su rendimiento.