Este sitio web utiliza cookies para aportar una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

Hoy opina sobre servicios en Farmacia... Gema Pons

Es farmacéutica en Tarragona y Vicepresidenta de la Asociación Española de Farmacéuticos Homeópatas

¿En qué medida crees que puede ayudar la Cartera de Servicios al futuro y a la evolución profesional de la Farmacia en España?

La Cartera de Servicios va a ser muy beneficiosa, tanto para el paciente y/o población general como en la evolución profesional de la Farmacia en España, ya que hará que ciertos servicios de salud sean más accesibles al paciente. Además, la Farmacia podrá realizar un servicio y abordaje del paciente más completo además de integrarse y consolidarse como profesional sanitario dentro del equipo multidisciplinar de sanitarios dentro del sistema de salud.

 

 

Es importante distinguir entre Cartera de Servicios y Catálogo de Servicios, ya que puede haber confusión. La cartera de servicios consiste en servicios concertados con las autoridades autonómicas y/o estatales, y actualmente se está negociando la ampliación de éstos, aunque algunas comunidades, como Cataluña, ya cuentan con algunos servicios más o menos desarrollados, como  el Programa de Sistema Personalizado de Dispensación (SPD), que permite un mayor grado de adherencia al tratamiento, el Programa de mantenimiento con Metadona, el Programa de intercambio de jeringas, y otros en prueba piloto como el Programa de detección precoz del cáncer de colon y recto y Programa para la determinación del riesgo de VIH mediante un test rápido. Así, hay que diferenciarla del Catálogo de Servicios, que se trata de los servicios propios que la Farmacia ofrece a la población en áreas donde ésta está especializada. En su mayoría, van dirigidas a la promoción de la salud, prevención y/o detección de problemas de salud o patologías, entre otras, donde el paciente toma más responsabilidad sobre su propia salud. Como ejemplos podríamos mencionar la Medida de la presión arterial, Deshabituación tabáquica, etc.

En mi opinión, la Cartera de Servicios permitirá regular y homogeneizar una actividad  concertada con las autoridades y demostrar que la población se está beneficiando del conocimiento del farmacéutico para mejorar su salud y que dispone de un profesional sanitario cercano y accesible, que en muchas ocasiones es el primero que ve al paciente. El farmacéutico realiza habitualmente muchos servicios sanitarios que no documenta y esta es una manera de ordenar y unificar el trabajo de todos los profesionales mediante protocolos normalizados de trabajo, garantizando un trabajo bien hecho y un buen servicio al paciente en materia de salud pública, en áreas tan importantes como la promoción de la salud, prevención y/o detección de problemas de salud o patologías.

Además de la satisfacción personal y realización profesional, la Cartera de Servicios permitirá al farmacéutico recibir un aporte económico extra por su trabajo, y más ahora, cuando se están externalizando varios servicios públicos y la reducción continua del margen del medicamento deja una baja remuneración del acto farmacéutico. Este tiene valor como consejo profesional, ya que cumple las premisas de necesidad, efectividad y seguridad del medicamento, siguiendo la Ley de garantías y uso racional del medicamento. El farmacéutico podrá reclamar así su lugar como agente de salud integrado en un sistema de salud multidisciplinar.