Este sitio web utiliza cookies para aportar una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

Un sistema dedicado a reforzar la adherencia a los medicamentos obtiene buenos resultados en Inglaterra

Con este programa, la adherencia a los fármacos crece un 10%

El “New medecine service” (NMS), que pretende que los farmacéuticos hagan un seguimiento activo de los pacientes a los que se les haya prescrito tratamientos de larga duración, ya ha registrado buenos datos: la adherencia a los fármacos crece un 10%.

El sistema nacional de salud inglés (NHS) lanzó hace un tiempo este sistema gratuito destinado a los pacientes que empiezan a seguir un tratamiento para la hipertensión, diabetes del tipo II y enfermedades pulmonares crónicas. Son en este tipo de tratamientos cuando, según los expertos, se produce una mayor pérdida de adherencia, que puede llegar a ser del 78% en el caso de diabetes.

El NMS se activa cuando el médico de cabecera receta un medicamento al paciente y este lo va a comprar, como de costumbre, a la farmacia. Entre una y dos semanas después del inicio del tratamiento, la oficina de farmacia local citará al paciente para llevar a cabo una visita rápida – de entre 10 y 15 minutos– y gratuita con el objetivo  de conocer de primera mano si el paciente tiene algún problema en el seguimiento del tratamiento y para corregir cualquier tipo de desviación en la adherencia. De esta manera se optimiza el coste que la sanidad pública británica dedica a cada paciente que está siguiendo un tratamiento en concreto.

Buena acogida

Los datos del servicio son positivos, ya que en el período 2013-2014 los farmacéuticos hicieron 763.400 consultas y eso propició que los pacientes aumentaran su adherencia al tratamiento propuesto por su médico de cabecera hasta en un 10%, lo que supone todo un logro para la oficina de farmacia.

Se considera que un paciente tiene una adherencia correcta al tratamiento cuando lo sigue de forma correcta en más de un 80%, mientras que aquellos que lo hacen por debajo del 60% son considerados como “no adherentes”.

A pesar de los buenos resultados, desde el NHS creen que todavía se puede mejorar el servicio, ya que no tomar un medicamento, como los antidepresivos, podría provocar, según los expertos, un aumento de la presión sanguínea. Keith Ridge, director de las oficinas de farmacia del NHS, destaca que una de esas mejoras podría pasar por “la vinculación de la oficina de farmacia y el hospital” con el fin de mejorar la atención al paciente.

 

http://www.nhs.uk/NHSEngland/AboutNHSservices/pharmacists/Pages/medicine-service-qa.aspx