Este sitio web utiliza cookies para aportar una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

Se presentan directrices para llevar a cabo un buen servicio de adherencia terapéutica

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos subraya mediante este documento la importancia de asegurar la toma de medicamentos por parte de pacientes crónicos

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) ha presentado unas pautas de control del seguimiento farmacoterapéutico. Se calcula que entre un 30% y un 50% de los pacientes crónicos no toman la medicación que se les ha prescrito o lo hacen incorrectamente, lo que supone no solamente un obstáculo para la mejora de la calidad de vida del paciente, sino también un aumento del gasto para el Sistema Nacional de Salud.

Para evitar esta situación, el CGCOF ha recomendado el siguiente procedimiento para promover la adherencia terapéutica en el entorno de la farmacia comunitaria:

1. Detección del paciente con problemas de adherencia terapéutica. Una relación distante entre farmacéutico y paciente, la falta de asistencia a controles regulares o la desconfianza del beneficio del tratamiento son algunas causas de la falta de adherencia

2. Oferta del servicio y valoración de la falta de adherencia terapéutica. Según el paciente y los recursos del farmacéutico, se puede aplicar el método directo, en el cual este observa la toma de medicamento del paciente, o indirecto, en el cual se le hacen test para determinar la falta o no de adherencia.

3. Identificación del paciente como adherente o no adherente. Si se trata de un paciente adherente, habrá que revisar si sus problemas están controlados o, en caso contrario, hacer un estudio para determinar si estos se deben a una falta de adherencia o no. Si es un paciente no adherente al tratamiento farmacológico, se le hará una entrevista.

4. Entrevista de evaluación. En esta fase el farmacéutico detecta si la falta de adherencia es voluntaria o no.

5. Intervención. En el caso de ser voluntaria, se investigará por qué cree el paciente que el tratamiento no es el adecuado y se le hará ver los beneficios que tiene este para su salud y las consecuencias negativas de no tomar la medicación. Si es involuntaria, el farmacéutico se apoyará en herramientas como el SPD.

6. Seguimiento de la intervención. El farmacéutico tiene la obligación de comprobar con frecuencia cómo reacciona el paciente a los planes de mejora de la adherencia y ofrecer alternativas si las que se han planteado no dan resultado.

7. Registro del servicio. El profesional comunitario debe dar cuenta de la actividad realizada tal como marca la ley, así como respetar la protección de datos del paciente.

En el siguiente diagrama se resumen de manera esquemática los pasos a seguir del servicio de adherencia terapéutica:

Fuente:

Servicio de Adherencia Terapéutica en la Farmacia Comunitaria. [Internet]. Madrid: Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos; 2017. Disponible en: http://www.pharmaceutical-care.org/archivos/3324/Proc_BBPP_10.pdf