Este sitio web utiliza cookies para aportar una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

Revisión del uso de la medicación por la farmacia comunitaria en Inglaterra

En este país están aumentando los servicios prestados por las farmacias comunitarias para dar apoyo a las personas en el uso de su medicación

Actualmente coexisten dos servicios nacionales: Medicine Use Reviews (MUR) y New Medicines Service (NMS). Para que estos servicios mejoren, los farmacéuticos necesitan un mejor conocimiento de lo que el público, especialmente aquellos con potencial para beneficiarse de estos servicios, espera y necesita. 

El servicio (MUR) se introdujo en 2005 y entre los años 2014 y 2015 el 93,5% (10.916) de las farmacias comunitarias en Inglaterra ya había prestado 3,2 millones de revisiones sobre el uso de medicamentos. Este servicio tiene como objetivo mejorar el conocimiento y el uso de los medicamentos por parte de los pacientes ayudando a reducir su desperdicio. 

En 2011, se introdujo el segundo servicio, New Medicines Service (NMS), dirigido a pacientes con asma, EPOC, diabetes, hipertensión o que toman medicación antiplaquetaria/anticoagulante, con el objetivo de ayudar a reducir los síntomas y las complicaciones de estos problemas médicos y de identificar cualquier problema relacionado, incluida la necesidad de más información y apoyo. El servicio NMS implica realizar dos o tres consultas con el paciente, pero sólo la primera requiere una interacción presencial. Entre 2014 y 2015 se prestaron un total de 775.998 servicios NMS por el 79,7% (9.308) de farmacias de la comunidad inglesa.

Para conocer el punto de vista del público general sobre estos servicios de farmacia, además del propio usuario del servicio, se ha llevado a cabo un estudio a nivel nacional desde la Universidad de Greenwich y Kent.

Las conclusiones del estudio revelan que los farmacéuticos subestiman la predisposición del público a quer er esperar para tener una consulta informal o a concertar una cita para cualquiera de los servicios MUR o NMS. Tanto los farmacéuticos como el público muestran grandes expectativas de que ambos servicios son beneficiosos para un mejor conocimiento y comprensión del uso de la medicación, pero la satisfacción del público respecto a dichos servicios están muy por debajo de la percepción del farmacéutico. Además, muchas personas prefieren tratar esa cuestión con un médico.

Las organizaciones profesionales de farmacia y los propios farmacéuticos deben utilizar estos hallazgos para fomentar una mayor aceptación de los servicios mediante la promoción y la explicación de sus beneficios potenciales.

 

Fuente: 
Rodgers, Ruth M et al. “Comparison of Pharmacist and Public Views and Experiences of Community Pharmacy Medicines-Related Services in England.” Patient preference and adherence 10 (2016): 1749–1758. PMC. Web. 13 Apr. 2017. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5026175/