Este sitio web utiliza cookies para aportar una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

¿Qué cambiarían los pacientes de la Farmacia Comunitaria?

8 de cada 10 pacientes escoceses acude al farmacéutico en caso de necesitar ayuda con un tratamiento

El Gobierno de Escocia ha preguntado a los pacientes crónicos su opinión sobre los farmacéuticos, para analizar cómo se están usando hoy los recursos que ofrecen las Oficinas de Farmacia. Un informe recoge las conclusiones del estudio del Scottish Health Council, que demuestra el buen estado de salud de la profesión en la región británica, pero también algunos puntos a mejorar.

159 pacientes de asma, diabetes, salud mental, cáncer y esclerosis múltiple, entre otras enfermedades crónicas, han participado en un estudio centrado en la visión del paciente sobre la Farmacia Comunitaria. El Scottish Health Council, a instancias del Gobierno escocés, ha sido el ente responsable de un informe con vistas a extender los servicios profesionales farmacéuticos en el país y en el National Health Service (NHS). 

En lo que se refiere al uso actual de los recursos de la Farmacia Comunitaria, los escoceses suelen dirigirse a la botica sólo a que se le dispense el tratamiento recetado por el médico de familia o el especialista, o a comprar medicamentos OTC. Sin embargo, se observa un incipiente cambio de tendencia: 30 de los participantes en el estudio aseguran que consultan a su farmacéutico antes de pedir cita al médico, sobre todo en caso de afecciones leves.


Fotografía: Business for Scotland

El farmacéutico, alguien en quien confiar

Un 57,6 % de los pacientes estudiados por el Scottish Health Council describió la impresión que tenía de su farmacéutico como “excelente”. Casi la totalidad de ellos (el 93,5 %) dice mantener una muy buena relación con su farmacéutico. Sólo una persona declaró haber tenido una mala experiencia con la Farmacia Comunitaria.

Hoy por hoy, 8 de cada 10 pacientes escoceses acude al farmacéutico en caso de necesitar ayuda con un tratamiento. En este sentido, la gran mayoría de participantes identifica el farmacéutico como parte integral del sistema sanitario británico (el 85,9 %).

¿Cómo ofrecer un mejor servicio al paciente?

A pesar de la buena evaluación, los pacientes creen que las Farmacias Comunitarias podrían mejorar en algunos aspectos. Entre las sugerencias recogidas por el Scottish Health Council se encuentran los siguientes puntos:

  • Más privacidad para consultar al farmacéutico sus problemas de salud, que se conseguiría en una sala alejada del mostrador.
  • Una mayor cercanía o empatía del farmacéutico.
  • Más cartelería e información de los servicios.
  • Más accesibilidad a la Oficina de Farmacia para los pacientes con discapacidad.
  • Un horario fijo de “atención farmacéutica”, ya sea vía teléfono o presencialmente, en la que el farmacéutico estuviese disponible para resolver dudas o atender consultas.
  • Una mayor garantía acerca de la confidencialidad de la información de salud del paciente.
  • Menos colas y tiempo de espera para la dispensación de medicamentos.
  • Más publicidad e información sobre la disponibilidad de servicios profesionales farmacéuticos y nuevos medicamentos.

Más información

Gathering patient views on community pharmacy services. Healthcare Improvement Scotland y Scottish Health Council (septiembre de 2013)