Este sitio web utiliza cookies para aportar una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

Escocia pone en marcha un piloto de atención farmacéutica en zonas despobladas

El proyecto se iniciará en el archipiélago de las Islas Hébidas

El gobierno escocés ha financiado un proyecto piloto para que los ciudadanos de zonas despobladas y apenas sin recursos sanitarios puedan beneficiarse del conocimiento clínico de los farmacéuticos. En el mes de septiembre, el piloto se iniciará en las Islas Hébridas, un extenso archipiélago en la costa oeste de Escocia, que hasta ahora sólo contaba con tres Oficinas de Farmacia situadas en el mayor núcleo de población del área.  


Foto: BBC

La administración de Escocia destinará 62.000 libras (77.870 euros) para que un farmacéutico ofrezca sus servicios a los pacientes de dos dispensarios locales del NHS, que atienden a cerca de 24.000 habitantes. Se trata de una de las zonas más despobladas del Reino Unido, con una densidad de población de 9 habitantes por km2, donde el trabajo de los médicos rurales es esencial y que ahora se complementará con el del farmacéutico rural. 

El profesional asignado ofrecerá atención farmacéutica y consejos en el dispensario con el objetivo de conseguir mejores resultados clínicos con el uso de los medicamentos prescritos, dedicando mayores esfuerzos a pacientes crónicos y también a polimedicados. Con la puesta en marcha del programa el gobierno persigue una mayor integración de la atención ofrecida por el médico de familia y el farmacéutico. 

El proyecto en cuestión también prevé la incorporación de farmacéuticos a las residencias de mayores situadas en las dos áreas seleccionadas. Su cometido será desarrollar políticas y buenas prácticas para conseguir la gestión óptima de la medicación, con un mejor uso de las capacidades y conocimiento del farmacéutico.

Prescription for excellence

“A menudo, los pacientes tienen dudas acerca de sus medicamentos, pero son reacios a preguntar por no dar más trabajo y molestar al médico”, según el Secretario de Salud y Bienestar del Gobierno de Escocia. Con la introducción del apoyo del farmacéutico, los pacientes de áreas rurales tendrán más facilidades para acceder a la atención sanitaria. 

De hecho, el piloto se enmarca en el programa “Prescripción para la excelencia”, un plan de acción del gobierno escocés para impulsar la innovación en Farmacia Comunitaria y la oferta de servicios de salud de calidad ofrecidos por farmacéuticos. Esta iniciativa es un paso más para alcanzar los hitos que Escocia se ha marcado en su estrategia 2020 para la sanidad del futuro.

 

Podéis leer sobre la visión de un médico de este tipo de servicios en el Herald Scotland.

Más información en la web del Gobierno de Escocia.

 

 

Fuente:
The Scotish Government