Este sitio web utiliza cookies para aportar una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

El farmacéutico encuentra su lugar en un entorno sanitario cambiante

De momento y gracias a los servicios, los farmacéuticos estadounidenses ya están consiguiendo mejorar los resultados clínicos

¿Los servicios profesionales farmacéuticos mejoran la atención sanitaria? Un informe publicado por la consultora Avalare Health señala que en Estados Unidos esto es así. De momento y gracias a los servicios, los farmacéuticos estadounidenses ya están consiguiendo mejorar los resultados clínicos, en un contexto de incertidumbre en su sistema sanitario. 

El rol del farmacéutico en Estados Unidos está evolucionando hacia un modelo de atención al paciente mucho más directo. Esto se debe a la implantación de nuevos servicios profesionales de atención primaria y gestión de enfermedades, pero también a la necesidad de lograr una atención de mayor calidad y eficiencia en un entorno de cambio sanitario. 

Con el fin de que todos los actores del sistema sanitario de Estados Unidos entiendan qué tipo de servicios pueden ofrecer los farmacéuticos y qué beneficios comportan, la consultora Avalare Health ha llevado a cabo un estudio, cuyos resultados se publican en el informe Exploring Pharmacist’s Role in a Changing Healthcare Environment. Asimismo, se ha estudiado la capacidad que tienen los profesionales de la Farmacia Comunitaria para mejorar la atención sanitaria y cómo se alinean estos servicios en el escenario de reformas sanitarias en el país. 

En resumen, la mayoría de los servicios profesionales farmacéuticos estudiados mejoran substancialmente los resultados clínicos, la adherencia terapéutica e incluso reducen los costes sanitarios. Así, las conclusiones principales del estudio apuntan que:

• La gestión de la medicación del paciente, por parte del farmacéutico, mejora los resultados de salud, sobre todo en áreas terapéuticas como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y la hipertensión. Por ello, la implantación de este tipo de servicios profesionales farmacéuticos podría llegar a reducir costes importantes. 

• El servicio de conciliación de medicamentos, llevado a cabo por el farmacéutico, ayuda a reducir discrepancias y a mejorar la continuidad entre niveles asistenciales. De hecho, algunos estudios sugieren que, gracias a esta labor, los farmacéuticos consiguen una disminución del uso y del coste de la atención médica. 

• Los farmacéuticos también han mejorado substancialmente las tasas de vacunación en Estados Unidos. Los financiadores y los responsables políticos deben buscar formas de aprovechar la accesibilidad del paciente a la Farmacia Comunitaria para impulsar en estos centros de salud servicios preventivos, como la vacunación y el cribado de enfermedades.

• Los consejos del farmacéutico para adquirir hábitos saludables y sus acciones para educar al paciente conducen a mejores resultados en pacientes crónicos, así como al beneficio del bienestar de la sociedad en general. 

• La colaboración formal entre farmacéuticos y médicos se traduce también en resultados clínicos positivos. En el futuro, los modelos de atención colaborativa, que incluyan en el equipo a farmacéuticos comunitarios, reducirán la carga de trabajo de los médicos y facilitarán a los ciudadanos el acceso a los servicios de Atención Primaria. 

El estudio ha sido financiado por la American Pharmacists Association, entre otras asociaciones y organizaciones de la Farmacia Comunitaria en Estados Unidos. 

Referencia bibliográfica

Exploring Pharmacist’s Role in a Changing Healthcare Environment. Avalere Health, mayo de 2014.