Este sitio web utiliza cookies para aportar una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

Un programa piloto en las farmacias de Arkansas mide la adherencia de los pacientes

En él participan 75 farmacias que beneficiarán a 5.000 pacientes

Unas 75 Oficinas de Farmacias de Arkansas (Estados Unidos) están llevando a cabo un estudio sobre la adherencia terapéutica en el que participan 5.000 pacientes. Hasta enero de 2015, los farmacéuticos están usando un software para coordinar la dispensación mensual de SPD con citas frecuentes con el paciente para comprobar su estado de salud y si realmente está tomando el tratamiento prescrito.

Hay diferentes razones por las que los pacientes no se adhieren y, por ello, los farmacéuticos comunitarios de Arkansas se han propuesto ponerle remedio. Según los cálculos de la Network for Excellence in Health Innovation, los pacientes de Estados Unidos se saltan su tratamiento unos 100 días al año y, en total, la adherencia terapéutica pobre cuesta 290 mil millones anuales. De hecho, el 69% de las admisiones hospitalarias tienen que ver con la falta de adherencia de pacientes crónicos (insuficiencia cardíaca congestiva, diabetes, hipertensión o dislipidemia).

En este contexto, la Asociación de Farmacéuticos de Arkansas y la National Community Pharmacists Association ha puesto en marcha un programa piloto con el objetivo de mejorar la adherencia gracias a un seguimiento que se realizará un día al mes, en el momento de entregar el SPD con los medicamentos prescritos al paciente. Además, la comunicación entre el farmacéutico y el paciente será continua, para detectar posibles problemas con los medicamentos prescritos entre las citas mensuales.

Por ejemplo, a partir de una conversación con un paciente que comenta que aún tiene muchas dosis del medicamento en casa, cuando el sistema informático indica que ya debería haber acabado las dosis dispensadas, el farmacéutico detectará problemas con la adherencia terapéutica y podrá intervenir en este caso. Además, se podrán identificar eventos adversos, que suelen ser una de las causas de que el paciente abandone el tratamiento. 

Este seguimiento de la adherencia también permite al farmacéutico comprobar si algo ha alterado la farmacoterapia del paciente, como sería el caso de una hospitalización.

Tras el estudio piloto, los farmacéuticos comunitarios de Arkansas seguirán ofreciendo el servicio de adherencia terapéutica, complementándolo con consejo farmacéutico. Así, paciente y farmacéutico tienen más tiempo para interactuar, en lugar de realizar el seguimiento en el mostrador, mientras diez personas hacen cola.

Cuando finalice el estudio en enero del año que viene, los investigadores de la Universidad de Arkansas evaluarán los resultados obtenidos con el objetivo de analizar si se ha incrementado la adherencia terapéutica de los pacientes y si disminuyen los costes sanitarios gracias a este servicio profesional farmacéutico.
 

Referencia bibliográfica

Pharmacy Pilot Program Measures Adherence. Times Record Ford Smith, Western Arkansas and Eastern Oklahoma, septiembre 2014