Este sitio web utiliza cookies para aportar una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

El lado humano del Servicio de Dispensación de Metadona en la Farmacia

Algunas farmacias asturianas ofrecen este servicio destinado a drogodependientes

Según datos de 2013, 116 pacientes toxicómanos -101 hombres y 15 mujeres- están siendo atendidos en el marco delPrograma de Prestación Farmacéutica a Personas en Situación de Drogodependencia, a través de las Oficinas de Farmacia de Asturias, en consonancia con el Plan sobre Drogas para Asturias. Este servicio de valor añadido en la botica mejora la calidad de vida de estos pacientes y, además, facilita su proceso de rehabilitación social, logrando que eviten prácticas de riesgo.

“Este servicio me encanta profesionalmente, como farmacéutico, y también humanamente”, explica Martín Ramírez de Diego, co-titular de la Farmacia Ramírez de Diego, ubicada en San Juan de la Arena, en Asturias. Esta botica está acreditada para ofrecer el servicio de sustitución de opiáceos y también cuenta con el sello de Comercio Excelente del Principado de Asturias. 

Aunque la Farmacia Ramírez de Diego participa en el programa, en la actualidad no se está atendiendo ningún paciente, pero durante algunas temporadas han dispensado el tratamiento a más de cinco a la vez. “Nuestros pacientes se han mostrado muy agradecidos por el trato personal, y valoran mucho el esfuerzo del farmacéutico”, según Martín.

Foto: PSNC

Desarrollo del servicio de dispensación de metadona

Durante el desarrollo del programa, médico y farmacéutico están en permanente contacto para hacer el seguimiento del paciente drogodependiente, y en la Oficina de Farmacia se supervisa la administración de las dosis del tratamiento, que depende del caso. La finalidad es evitar que el paciente reincida en el consumo de drogas. 

En el blog de la Farmacia Ramírez de Diego se explica el procedimiento: el farmacéutico registra en un formulario el número de veces que el paciente toma el tratamiento, así como cualquier incidencia que haya podido producirse. Una copia se envía a final del mes al psiquiatra y otra al colegio de farmacéuticos, para que se remita al Departamento de Sanidad, financiador del programa.

Durante los fines de semana o cuando ya no se realizan las tomas supervisadas, los envases que entregados desde la Oficina de Farmacia llevan un cierre de seguridad.

En cuanto a los resultados, Martín explica que la gran mayoría de sus pacientes lograron acabar su tratamiento. “El hecho de recoger el tratamiento en la Farmacia, y no en otro centro, ayuda a los pacientes a integrarse día a día en la comunidad, que es lo más importante”, asegura el farmacéutico, que atiende a sus pacientes a pie de la playa de San Juan de la Arena. 

Además de la reducción del consumo de drogas por vía parental, desde la farmacia se consigue que disminuyan las conductas delictivas y que mejore la situación sociolaboral de los usuarios.


 

Metadona en comprimidos

A finales de 2013, el COF Asturias celebró una jornada informativa en la que se dio a conocer a sus colegiados el proceso de dispensación de metadona en comprimidos, que se ha acordado recientemente con los responsables del Plan sobre Drogas para Asturias.

Este nuevo procedimiento permitirá a las Oficinas de Farmacia no elaboradoras de fórmulas magistrales que también se puedan acreditar para dispensar el servicio, algo que hasta el momento no podían llevar a cabo.