Este sitio web utiliza cookies para aportar una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

9 de cada 10 pacientes pagaría por el servicio de SFT para mejorar su salud cardiovascular

Así lo destaca la revista Farmacéuticos Comunitarios de SEFAC en su edición de junio de 2014

Un número significativo de pacientes con factores de riesgo cardiovascular pagaría por los servicios farmacéuticos de educación sanitaria y de seguimiento farmacoterapéutico (SFT), tal y como se desprende de los resultados del piloto del proyecto FISFTES. Un total de 11 Oficinas de Farmacia españolas participaron en este estudio experimental, que concluye que los pacientes valoran de forma positiva estos servicios.

Tanto el servicio farmacéutico de SFT como el de educación sanitaria son eficaces en la mejora de la salud cardiovascular de los pacientes. También contribuyen a aumentar la fidelización de los pacientes a la Oficina de Farmacia que los ofrece. Así lo demuestra el proyecto FISFTES, cuyos resultados ha publicado la revista Farmacéuticos Comunitarios deSEFAC en su edición de junio de 2014.

72 pacientes, de entre 18 y 85 años, finalizaron en el piloto. Cada uno de ellos recibió el servicio de SFT durante seis meses, así como el servicio de educación sanitaria. Además, a los pacientes fumadores se les ofreció la posibilidad de participar en unprograma de deshabituación tabáquica.


¿Cómo se llevó a cabo el estudio?

Cada paciente debía acudir en ayunas a la Oficina de Farmacia a primera hora de la mañana. Una vez allí, se tomó la presión arterial al paciente, entre otras mediciones, y este también fue sometido a un test de cumplimiento farmacoterapéutico. Todas estas acciones se realizaron al inicio, a los tres meses y a los seis meses del comienzo del estudio.

Tras analizar los resultados, los investigadores concluyen que el servicio de seguimiento farmacoterapéutico mejora más que el de educación sanitaria los factores de riesgo cardiovascular. Además, el programa de deshabituación tabáquica ha ayudado a reducir el número de fumadores.

“Ante la época de crisis y cambios, la implantación de servicios asistenciales que aporten más valor añadido a la cadena de dispensación del medicamento en la farmacia puede ser una herramienta eficaz para poder diferenciarnos y adaptarnos a la nueva situación de nuestro entorno”, aseguran los autores.


Referencia bibliográfica:

Bofí, P; García-Jiménez, E. Influencia de los servicios de atención farmacéutica sobre los factores de riesgo cardiovascular, fidelización y satisfacción de los pacientes en la farmacia comunitaria (Proyecto FISFTES). Revista Farmacéuticos Comunitarios, SEFAC, vol. 6, nº2, 2014.